martes, febrero 12, 2008

Oid Mortales

Tantos Automóviles que se quedan sin frenos o se les rompen la dirección e impactan sólo contra un pilar de luz.
Tantas sogas que cumplen sólo funciones de hogar: sostienen la ropa, dan vueltas para que salten los chicos, curan el empacho.
Tantas balas que descansan en las estanterías de las armerías, llenándose de telas de araña.
Tantos cuchillos que se utilizan sólo para cortar cebollas, zapallitos o que se aplican como si fueran destornilladores.
¡Qué desperdicio!
¡Tantos asesinatos en letargo!
Y sí, indudablemente, los políticos han hecho pactos con orates y con la muerte.

1 comentario:

Sebote dijo...

Me ha dejado pensando...casi nunca muere un político y mucho menos asesinado, bueno digo aquí en Argentina. En cambio en Irak los liquidan por cualquier huevadita que pretenden reformar, o por las dudas que tengan las intenciones de proclamar algún "no matarás"
Abrazos de nunchaku