miércoles, mayo 28, 2008

Flema asoma

Si se llena de mocos, de polillas, de ladillas; si alguien le vomita encima o la escupen o la mea un linyera; si el blanco es ya marrón caca o si de la grasa que tiene encima ni flamea: no importa, a algún crack se le ocurrió que "la celeste y blanca" no se lava.
Como resultado se ven banderitas que son un certificado de pobreza.
Banderitas que son una estampa de lo que es ya éste país: una mugre.

6 comentarios:

Daiana Percara: dijo...

Me dejaste sin palabras, lo unico que me ocurrio fue "fuerte".
mdp

Leira dijo...

Muy buena observacion y vinculacion entre las dos realidades. Y si concuerdo en que es una pelotudes el no poder lavarse las banderas.

Ramiro dijo...

la palabra "crack" se robó el post.
Felicitaciones.

Walter L. Doti dijo...

Propongo la eliminación de todo estandarte patrio para acabar con la disputa. Es muy loco, ¿no?. Me recuerda a la gente que no tira el pan porque es sagrado, o a los que lo besan antes de tirarlo. Todo esto se resume en una palabra: fetichismo.

Neuronas Abrazadas dijo...

No pasa por lavarla o no...pasa por el respeto que se le tenga. Una bandera significa mucho, demasiado, para todos los que dicen ser habitantes, incluso para un barra brava...


No concuerdo pero respeto

Lia Canelli dijo...

Gracias, por tu comentario en mi blog.
No soy original cuando te digo que tenes un dominio de la palabra que impresiona...