martes, enero 27, 2009

Waterman

...luego, tomó una ramita y trazó un cubo sobre el barro que se había formado.
Lo noté perdido, inmerso en un mundo no-real.
De repente y como si lo hubieran enchufado: frunció el ceño, cerró los puños y comenzó a darle trompadas al viento.
Estaba completamente descarrilado.
Comencé a temblar, mi corazón era una locomotora...
Introdujo su mano en el bolsillo y sacó palabrotas, millones de guarangadas verbales, irreproducibles, insultos chabacanos.
Respiró hondo y vomitó: "Normita pretendía divorciarse, por ende se quedaría con la mitad de las propiedades que su cónyuge Miguelito había recibido como testaferro del Arquitecto De la Fuente..."
¡Sáquenla del medio! y... ¡Montemos el circo!". (Gritó)
Apenas pude parpadear...
Noté, que "El hombre de agua" estaba agitado.
Entonces...quitó, vehemente, los mechones húmedos de su rostro y me confesó: (en secreto) "El por qué de la muerte de María Iribarne".
Y... se fue saltando como un conejo.

9 comentarios:

Natalia Alabel dijo...

Joder!

LA GORDA dijo...

Natalia: Tajante...

M.D.Percara dijo...

la verdad que todo un tema jeje..
que raros tus relatos ^^
saludos!!

María dijo...

Paso a devolver gentileza.

¿Estos relatos son una parodia a un caso no resuelto de la vida real?

Besos incoscientes.

LA GORDA dijo...

Eme De: raro es quien hace rarezas (Gordis gump)
Maria: algo así, el primer relato está vinculado con el asesinato de hector corradini (nov 1998) y el segundo con el crimen de nora dalmaso (nov 2006)para mas detalles buscar en internet (ojo con los detalles que alli figuran: estan empapados de subjetividad)

LA GORDA dijo...

Ahh y lo de María Iribarne es de "EL Túnel" libro de Ernesto Sábato (todo esto es como explicar un chiste).

Sebote dijo...

Cuando comienzo a leer las primeras palabras, suerge sobre mi ser una suerte de temblor inusitado; un chasquido de golpes diminutos que trepan por la nuca, hasta convertirse en un gran vértigo...todo se sabe, nombres, acontecimientos, datos precisos. Le digo un secretito. En una fiscalia cayó el expediente con toda la causa en un sobre lacrado, y las ordenes fueron estrictas: "que nadie lo abra, no conviene saber el resto de la investigación; que se lo lleven con la mayor celeridad posible"
Esta todo dicho, no?
Abrazos de detective!

María dijo...

Me pareció, no estaba errada.

:)

LA GORDA dijo...

Maria, menos mal pense lo peor.
Sebote: le estallan permanentemente granaditas en el marote, es ud. un guerrero de las letras.