martes, noviembre 25, 2008

Piercing en la lengua (Debe ser por eso)

Siempre lo tengo en la punta de la lengua, pero...

...¡Y eso que intenté! (entre otras cosas) : tranquilizarme, compré sopas de letras y crucigramas, realicé ejercicios físicos (para oxigenar el cerebro), utilicé relaciones asociadas (como pico-pata-dedo-papa:"pipa de papá"), consumí: espárragos, pepinos, pomelos, almendras, etc.

Llegué a punto tal de hablar conmigo mismo, de amarrar un cordón a mi dedo y de tomar gingko biloba mezclado con Denubil.

Pero no, no hubo caso: he olvidado a "José Luis Cabezas".

6 comentarios:

lokura dijo...

llevo un rato leyendo y...me gusta tu estilo.
un abrazo

nélida dijo...

Hemos olvidado tantas cosas, y seguiremos olividando, sino ¿cómo crees que podríamos seguir viviendo?
Gracias por pasar por mi blog. Saludos!!

Tamara dijo...

Victima de un sistema que inteligentemente no hace olvidar, no pensar, no mirar, no escuchar...

Excelente post...ahora miro el resto

Tamara dijo...

"nos" hace olvidar.
PERDON...

CRONOPIA dijo...

No se olviden de Calculín!

Sebote dijo...

Existe un atributo rápido con el que pueden identificarnos como argentinos: "la desmemoria"
Abrazos memorables!